Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. | Más información | Cerrar

  |  Últimas noticias: 
www.edicionesindustriagrafica.com
                       

~ Entrevista ~

Bob Neagle, director de la unidad de negocio global, LPA

04-10-2017

“Los sistemas LPA están pensados principalmente para aplicaciones de final de línea, básicamente para aquellas en las que se introducen los envases primarios en cajas en un proceso casi continuo”

Para los sectores farmacéutico, alimentario y de las bebidas, es de enorme importancia etiquetar cajas de forma clara y precisa. El panorama normativo para estos sectores está en constante evolución y es absolutamente necesario disponer de los medios pertinentes para mantener un seguimiento de los productos a lo largo de toda la cadena de suministros. Para poder satisfacer la demanda y conservar la rentabilidad, los fabricantes también deben vigilar de cerca el tiempo de funcionamiento, prestar especial atención a aquellos factores que puedan dar lugar a paradas en la producción y poner en práctica las soluciones óptimas correspondientes una vez identificados. Uno de estos aspectos solía ser la etiquetadora, pero las soluciones disponibles hoy en día en el mercado pueden garantizar que estos problemas con las líneas de producción sean cosa del pasado.

Bob Neagle, director de la unidad de negocio global de LPA de Videojet, contesta a una serie de preguntas para explicar cuáles son las dificultades de etiquetado a las que se enfrentan los fabricantes y las mejores estrategias para abordarlas.

P: ¿Cuáles son las dificultades a las que suelen enfrentarse los fabricantes durante la impresión y aplicación de etiquetas (LPA)?

Pueden dividirse en tres categorías principales, la primera de las cuales es el mantenimiento y las revisiones. Los sistemas LPA tradicionales apenas han experimentado cambios en las últimas dos décadas y continúan aplicando etiquetas a envases mediante un aplicador tamp neumático, que está conectado a un motor de impresión independiente. Incluyen un gran número de piezas operativas y necesitan que los operarios efectúen ajustes manuales frecuentes para garantizar que las etiquetas se apliquen correctamente, lo que da lugar a paradas y posibles tiempos de inactividad no programados si no se realizan correctamente. Gracias a la tecnología Intelligent MotionTM de Videojet podemos supervisar las entradas de los sensores del sistema, lo que permite realizar varios ajustes automáticos por segundo. De este modo, no se necesita la participación de ningún operario y la línea puede continuar funcionando de forma casi continua.

La segunda dificultad es la de las etiquetas mal aplicadas o no aplicadas. Lógicamente, los códigos de barras que se hayan aplicado de forma incorrecta o que directamente no se hayan aplicado no pueden leerse. Los sistemas LPA tradicionales a menudo arrugan las etiquetas, sufren atascos de etiquetas o hacen que estas se adhieran a la placa apisonadora en lugar de a la caja. Gracias a un diseño en el que el cabezal de impresión y el aplicador funcionan de forma conjunta, podemos conseguir velocidades muy altas sin necesidad de un mecanismo apisonador en la mayoría de situaciones. Aprovechar el impulso de la caja a su paso, utilizar una aplicación directa (Direct Apply) o sencillamente aplicar las etiquetas mediante un rodillo elimina la necesidad de utilizar aire comprimido. De esta forma, se reducen significativamente los costes de funcionamiento y se garantiza que no se deje ninguna etiqueta sin aplicar en los exigentes entornos de producción de hoy en día, caracterizados por sus altas velocidades.

Por último, debido a lo estricto de las normativas relativas a la información que debe incluirse en los envases, los fabricantes necesitan estar seguros de que lo que imprimen es fiable al 100 %. Por ejemplo, para los sectores alimentarios y de las bebidas de EE. UU., la Iniciativa de trazabilidad de producción y la ley de modernización de la inocuidad de los alimentos exigen que se incluyan el lote y el número de lote. Sin esta información, los mayoristas (como, por ejemplo, Walmart) no se plantearán trabajar con usted. En términos de etiquetado, significa que ya no es posible preimprimir el contenido de la etiqueta, por lo que es de la máxima importancia poder cambiarlo y asegurarse de incluir la información precisa. Para que los fabricantes puedan cumplir con las normas pertinentes, los sistemas LPA más recientes están equipados con la interfaz con pantalla táctil CLARiTY™ de Videojet. Entre sus características, se incluyen una intuitiva selección de trabajos y completas funciones de diagnóstico y retroalimentación que permiten reducir al mínimo el error humano. Gracias a su efectiva garantía de codificación, los fabricantes tendrán la seguridad de imprimir los códigos correctos en todo momento, lo que les permite asegurarse de cumplir siempre con las normativas vigentes y minimizar el tiempo de inactividad no programado.

¿Qué avances se han realizado en la tecnología de LPA?

El lanzamiento de nuestra última máquina, la Videojet 9550, supuso la introducción de un producto verdaderamente diferenciado y radicalmente distinto de otras aplicaciones disponibles en el mercado de los sistemas de LPA. Ha sido conversando con el sector y escuchando atentamente los desafíos a los que se enfrentaban que hemos conocido estas dificultades, para las que hemos desarrollado las pertinentes soluciones. Las impresoras hasta entonces eran muy mecánicas, necesitaban de constantes ajustes y se rompían con frecuencia. Aun así, la alternativa a los sistemas LPA era hacer que una persona aplicase las etiquetas a los envases a mano.

El verdadero avance para nosotros es nuestro método de aplicación patentado Direct Apply, que nos ha permitido reducir el número de piezas que se desgastan en más de un 80 % en la 9550 y, a la vez, eliminar por completo la necesidad de ajustes manuales. De haberlo mencionado hace cinco años, además del hecho de que no necesita aire comprimido, hubiera resultado difícil de comprender.

Desde su lanzamiento en 2014, la 9550 se ha adaptado para poder utilizarse en diferentes entornos de funcionamiento con el fin de satisfacer todas las necesidades del mercado. Por ejemplo, el método Direct Apply se ha adaptado para aplicar etiquetas de ajuste de esquinas y necesita de una única pasada de rodillo para envolver esquinas en cajas. De este modo, ya no se necesita un brazo de aplicador para estos casos.

Por supuesto, hay condiciones de funcionamiento en las que el método Direct Apply sencillamente no puede utilizarse. Es para estos casos que se ha adaptado la 9550 a fin de ofrecer las mismas ventajas de la función Intelligent MotionTM para un estilo de aplicación de etiquetas más tradicional. Por ejemplo, el aplicador para la parte frontal del envase incluye un brazo oscilante de montaje superior de 305 mm de alcance. Además, el ajuste continuo y la gran precisión del control a la que está sometido el sistema han permitido reducir considerablemente el tiempo de inactividad que suele producirse como consecuencia de atascos y obstrucciones de etiquetas. Para aplicaciones con variaciones de altura, también hay disponible una versión con un tamp telescópico.

Otro importante avance es la interfaz de usuario (IU) única con pantalla táctil integrada, a diferencia del aplicador y la impresora, que cuentan con interfaces independientes. Contar con una única interfaz de usuario con la que familiarizarse simplifica enormemente la configuración y las operaciones diarias. Los archivos de trabajo se almacenan directamente en la propia IU, en una base de datos incorporada que no es necesario conectar a un PC cada vez que un operario necesite cargar un nuevo trabajo. Este proceso es considerablemente más eficaz y, en última instancia, contribuye de forma significativa a prolongar el tiempo de funcionamiento.

¿Cuáles son las principales ventajas de las impresoras LPA más modernas?

Los avances tecnológicos de las impresoras LPA ofrecen diversas ventajas. La primera de ellas es un menor coste total de propiedad (CTP). Tres aspectos vinculados intrínsecamente al coste total de propiedad son la disponibilidad, el rendimiento y la calidad. ¿Estará listo su sistema LPA para hacer el trabajo cuando lo necesite, a las velocidades que lo necesite y con la calidad que demandan tanto usted como sus clientes? Gracias a estas mejoras de la 9550 que hemos descrito brevemente, la respuesta es un rotundo sí: permite una velocidad de producción de 150 paquetes por minuto (para las etiquetas de código de barras habituales GS1 de 4 x 6 pulgadas) siempre con una gran calidad.

Conseguir el máximo tiempo de funcionamiento es esencial en entornos de producción rápidos. Una línea parada es una línea que no produce dinero, pero hay que prestar atención a ciertos elementos y no pasarlos por alto, por ejemplo, las sustituciones de etiquetas y cintas. La simplificación del recorrido de la bobina de la 9550 ha permitido que la formación para los operarios resulte muy sencilla. Además, las etiquetas y cintas pueden cambiarse en tan solo 60 segundos. Este sistema también cuenta con una función de ahorro de cinta patentada, que eleva el cabezal de impresión mientras no esté imprimiendo a fin de reducir al mínimo el consumo de cinta y los consiguientes costes.

La mayor capacidad de uso que permite su sencilla interfaz de usuario es otra gran ventaja. Se trata de una interfaz conocida de los sistemas de Videojet, por lo que cualquier operario que haya utilizado equipo de codificación de Videojet podrá adaptarse a ella rápidamente. Diversas funciones de garantía de codificación dificultan enormemente el cometer errores al introducir códigos, lo que reduce significativamente el riesgo de desperdicio o, lo que es peor, retirada de productos. La integridad de la cadena de suministros es lo más importante, por lo que es esencial asegurarse de introducir siempre los códigos correctos.

Todas estas ventajas se aúnan para ofrecer a los fabricantes un sistema altamente eficaz, fácil de utilizar y, por encima de todo, con unos atractivos valores de retorno de la inversión (ROI).

¿Dónde se observa la mayor demanda de sistemas LPA?

Los sistemas LPA están pensados principalmente para aplicaciones de final de línea, básicamente para aquellas en las que se introducen los envases primarios en cajas en un proceso casi continuo. Sin embargo, a menudo se necesita etiquetar envases comerciales de mayor tamaño o envases primarios más grandes, como los de tipo concha de almeja para fresas.

En términos geográficos, el etiquetado automático está más presente en economías desarrolladas, como la norteamericana y la europea occidental. Con todo, hay aplicaciones presentes en todo el mundo y algunas de las economías con mayor nivel de crecimiento están ofreciendo la oportunidad de reconvertir los sistemas de etiquetado manual.

La mayoría de sectores necesitarán realizar impresiones en cajas de envío, pero en los sectores alimentario, de las bebidas y farmacéutico, es un requisito normativo. Estos sectores se sustentan en lo elevado de su demanda y por ello deben mantener un elevado tiempo de funcionamiento y una alta productividad. No pueden permitirse el que la falta de etiquetadoras les ocasione cuellos de botella y es por ello que cada vez con mayor frecuencia buscan soluciones fiables, rápidas y que requieran del menor mantenimiento posible.

~ Publicidad ~

www.pharmalog.es

primeralabel.eu

www.robatech.com

www.advancedfactories.com



www.tpital.com

© 2001-2017 Ediciones Industria Gráfica - Todos los derechos reservados
Aviso legal | Política de privacidad